miércoles, 16 de diciembre de 2009

Scuttlers

Como sabéis, las tribus urbanas se denominan así a la segunda mitad del siglo XX (a partir de 1950) pero anteriormente ya habían existido agrupaciones de jóvenes con intereses comunes y nombres extraños. Estamos hablando de las bandas de delincuentes que poblaron Manchester a finales del siglo XVIII.

Las bandas de problemáticos jóvenes empezaron a crearse en 1870 pero la espiral de violencia entre ellas aumentó hasta 1890 (batallas campales de más de 500 jóvenes, donde muchos terminaban encarcelados por la policía), que fué donde empezó a disminuir la frecuencia y la gravedad. Estos jóvenes que sus edades oscilaban entre los 14 y 19 años, saboteaban las otras bandas e iban armados con cuchillos. Los nombres que escogían las bandas eran generalmente las mismas calles donde se reunían. Así salieron "Los tigres de Bengala" o "Holanda Street". Aún así, todos vestían más o menos igual, acorde con la época. Menos un grupo: Los Scuttlers.


Podríamos decir que fue el primer grupo juvenil en asociar una ideología o una forma de comportarse con una vestimenta. Los Scuttlers vestían con trajes de color cobre (tanto chaqueta como pantalón, que era acampanado) y pañuelos de seda en el cuello de colores chillones o bufandas "tipo Burberry". Llevaban el pelo bastante corto (casi rapado) menos el flequillo, que era algo más largo en la parte izquierda de la cabeza. Las gorras visera también se utilizaban para remarcar el flequillo o también utilizaban boinas.

Lo que más apreciaban eran los cinturones de cuero, generalmente de color marrón, donde lucían una hebilla reforzada con imágenes de serpientes o corazones con flechas que también utilizaban para herir a sus enemigos.


Muchos os preguntaréis:

¿Y porqué sucedió todo esto?

Los motivos se pueden encontrar en el poco control parental, la baja disciplina en las escuelas y la monotonía de la vida en los barrios bajos de Manchester.



Scuttlers caracterizados en un teatro.

1 comentario:

Akiko-chan dijo...

Curioso, realmente curioso...
En serio, creo que podrías escribir un libro sobre tribus y cosas así...