jueves, 17 de diciembre de 2009

Sala Rock Ola; el templo de la movida

La Sala Rock Ola, situada en Madrid, abrió en 1981. Creada para satisfacer a un público que le atraía lo "alternativo" (des de siniestros hasta mods) tocaban grupos que editaban sus vinilos pero no vendían demasiado pero con su actitud urbana y provocadora reunían un montón de gente en sus conciertos. Pero no fué destinada a sólo eso. La Sala reunió a lo más moderno del país. Diseñadores, modelos, cineastas (Almodóvar tanto cantaba vestido de mujer como diseñaba o presentaba sus aclamados cortos). Así pues la Sala era un local con una cultura underground muy viva, emergente. 

Allí llegaron a tocar grupos como Alaska y los Pegamoides, Mecano, Los Zombies, Radio Futura, Los Secretos, grupos punks británicos...

Pero se estrenó Quadrophenia, una película que intentaba dar una visión del mundo mod y rocker utilizando cómo no, todos los arquetipos posibles. No tardó en remarcar las anfetaminas que los mods londinenses se metían para trabajar e ir a bailar todos los días y no morir del cansancio, ni las peleas en Brighton con los rockers, eso sí, aunmentadas de una forma exagerada. 

Los rockers y mods de España, al ver esta película tuvieron un auge de violencia. Madrid de repente se convirtió en Brighton. Una banda de rockers llamada los franceses los incitó aún más, convirtiéndose las noches Madrileñas en auténticas batallas campales de botellas y bates. Los mods respondieron con la misma violencia, golpeando a sus enemigos y destrozando sus motos. Esta espiral de violencia siguió augmentando y cada vez era más probable encontrarse una pelea. Y no sólo participaban mods, si no también siniestros, punks, skins, macarras o incluso pijos (mítica la agresividad de un grupo en concreto llamados "La banda del moco"). 

 

Toda esta vorágine terminó el 10 de marzo de 1985, un domingo que se celebraba una fiesta mod llamada Party 60's donde tocaba el grupo Panico Speed llegaron los rockers a buscar pelea (supuestamente porque habian apalizado a unos amigos los mismos mods) y entonces, Demetrio Lefler, un rocker mulato, hirió a un mod con una navaja. Los mods consiguieron quitarle la navaja y se la clavaron a él también, matándolo en el acto. Demetrio murió desangrado. Cierto es, que después de todo lo sucedido, la misma policía investigó y fué a casa por casa a preguntar qué había sucedido a todos los que acudían en la Sala. Pero sólo se encarceló a un mod cuando los que mataron a Lefler fueron más de uno. 

Unos días más tarde, el periódico dijo que había sido asesinado por unos punks y poco después, rectificó con la verdadera historia. La Sala Rock Ola cerró sus puertas hasta en la actualidad, que se ha puesto en venta el local (si deseas ver esta noticia pincha aquí)




Aquí os dejo el scan del diario.




Para ver más grande click aquí

No hay comentarios: